derekwadsworth.com is an advertising-supported site. Featured or trusted companion programs and also all institution search, finder, or enhance results are for institutions that compensate us. This compensation does not influence our institution rankings, source guides, or other editorially-independent details published on this site.

You are watching: Estados que dan licencia a indocumentados 2015


Click right here to read this overview in English

Encontrar e ingresar a la universidad adecuada puede ser una tarea desalentadora, pero también puede conducir a oportunidades muy gratificantes para la carrera y desarrollo personal. Hay muchos programas nacionales y leyes estatales que le permiten a los estudiantes indocumentados asistir a la universidad de su preferencia. La siguiente guía tiene como objetivo ayudar a estos estudiantes a navegar por ras muchas opciones emocionantes disponibles para ellos, con el fin de alcanzar sus metas educativas.

*


Según el Centro Nacional de leyes de inmigración, los indocumentados se definen como extranjeros que entraron en los Estados Unidos:

sin inspección;con documentos fraudulentos; olegalmente como inmigrantes, que luego violaron los términos de su estado por dejar que sus visas expiran.

Más allá de estas realidades jurídicas, es importante recordar que muchos estudiantes indocumentados boy víctimas de circunstancias fuera de su control. La mayoría de ellos fueron traídos a Estados Unidos por sus padres a una edad muy temprana. Han aprendido inglés, terminado la escuela secundaria, y se han integrado en ras comunidades considerándose a sí mismos como estadounidenses.

Según estimaciones recientes, 11,3 millones indocumentados viven en los Estados Unidos. Cerca de la mitad provienen de México, y muchos otros provienen de América Central, América del sur y Asia. En particular, la población indocumentada en los Estados Unidos es relativamente joven, alrededor del 80 % tiene 44 años de edad o kid más jóvenes.


Actualmente, los indocumentados pagan $12 mil millones cada año al Fondo Fiduciario de la Seguridad Social. Según un estudio realizado por The university Board, los estudiantes indocumentados pueden pagar más impuestos y ayudar a estimular la economía de la nación si se les da acceso a la educación superior. Además, probablemente estos estudiantes proporcionarían servicio a la comunidad y estarían inclinados hacia el compromiso cívico.

Estudiantes indocumentados con excelentes calificaciones, amplia experiencia de voluntariado, y puntajes altos encuentran que el camino para obtener un grado puede no ser tan difícil como lo esperaban. Mientras que algunos estados - Alabama, Carolina del Sur y Georgia - prohíben a los estudiantes indocumentados inscribirse en los colegios públicos, la mayoría los reciben con beneplácito y cuentan con protecciones para asegurar que puedan alcanzar su máximo potencial. Independientemente de su nivel de asimilación society y cultural, los estudiantes indocumentados enfrentan desafíos únicos a la hora de realizar una solicitud de ingreso para la Universidad. Además, los estudiantes universitarios indocumentados no boy elegibles para recibir ayuda financiera federal y sólo pueden recibir ayuda financiera del estado en un puñado de estados.

Según el informe de The college Board, Young resides on host (Vida de joven en espera), alrededor de 65,000 estudiantes indocumentados se gradúan de ras escuelas secundarias estadounidenses cada año, y solo el 5-10 % de ellos se matriculan en la universidad. Mientras que ese número bajo se puede atribuir principalmente a obstáculos sistémicos, es probable que otro contribuyente importante sea la idea errónea de que la universidad simplemente no es una opción realista para estos estudiantes. Aumentar la conciencia sobre la viabilidad y el valor de la educación remarkable para los estudiantes indocumentados es el inside wall paso para promover su bienestar como miembros productivos de la fuerza de trabajo de la nación.

ALREDEDOR DE 65,000 ESTUDIANTES INDOCUMENTADOS SE GRADÚAN DE las ESCUELAS SECUNDARIAS DE LOS EE. UU. CADA AÑO, Y SOLO EL 5-10% DE ELLOS SE INSCRIBIRÁN EN LA UNIVERSIDAD

No solo es un título universitario deseable, sino que está en el camino de convertirse en un requisito esencial en el mercado laboral de EE. UU. Según un informe del Instituto de Políticas Públicas de Georgetown, 65% de los trabajos en los EE. UU. Requerirá algún tipo de educación exceptional al de un diploma de escuela secundaria para el año 2020. Ese mismo informe también indica que, a la tasa de producción actual, a los Estados Unidos le harán falta cinco millones de trabajadores para suplir esos empleos en 2020.

Con esto en mente, es aún más importante que los estudiantes indocumentados exploren ras opciones y recursos disponibles para ayudarles a obtener un título.

Superación de Obstáculos

Muchos estudiantes creen que su estado de indocumentado les impedirá asistir a la universidad. Estos estudiantes indocumentados pueden vivir con miedo a ser expuestos y deportados si solicitan ingreso. Esto no debe ser una preocupación para los estudiantes universitarios potenciales, ya que está en contra de la ley para las instituciones de educación remarkable informar el estatus migratorio de un estudiante sin su permiso.

Además, pueden percibir la educación remarkable como inalcanzable por su costo. Aunque la ayuda financiera commonwealth no es una opción, hay muchas opciones de ayuda financiera incluyendo becas, subvenciones y préstamos privados para hacer la universidad más asequible. A pesar de estas preocupaciones, los estudiantes indocumentados que están comprometidos a asistir a la universidad y que entienden completamente los retos venideros pueden hacer de sus sueños de educación una realidad.

EL CAMINO HACIA LA CIUDADANÍA

Muchos ciudadanos e inmigrantes consideran ras tarjetas verdes como la respuesta obvia para los estudiantes que desean convertirse en residentes permanentes en los Estados Unidos. Sin embargo, bajo la ley actual, es prácticamente imposible para los indocumentados obtener una tarjeta verde. De hecho, incluso solicitar una representa el gran riesgo de que un indocumentado y su familia puedan ser deportados.

Para solicitar la residencia permanente, primero deben salir del país y realizar la solicitud desde un consulado extranjero. La ley really exige que si una persona ha estado en los Estados Unidos ilegalmente por más de seis meses después de cumplir 18 años, se les prohibirá reingresar a los Estados Unidos por un período de tres a diez años. Este individuo deportado también sería inelegible para una tarjeta verde luego de que haya dejado el país.

No hay camino directo a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados; incluso casarse con un ciudadano no garantiza que se apruebe una tarjeta verde. Sin embargo, los estudiantes indocumentados tienen motivos de esperanza. En 2012, el Presidente Obama anunció el programaDeferred activity for Childhood come (DACA) (Acción Diferida para los Llegados durante la Infancia). A través del DACA, los estudiantes indocumentados calificados no pueden ser deportados sin causa legitimate por dos años. El programa no conduce a la ciudadanía, pero protege la presencia de ciertos estudiantes indocumentados en los Estados Unidos.

La ley DREAM

La Ley federal de Development, Relief, and Education for alien Minors (Desarrollo, Socorro y Educación para Menores Extranjeros), también conocida como Ley DREAM sirve como un símbolo de esperanza para la juventud indocumentada. Si la propuesta de ley se convierte en ley, otorgaría la oportunidad a los que fueron traídos ilegalmente a los Estados Unidos en su infancia de obtener la ciudadanía en el país que conocen como hogar.

La Ley DREAM, propuesta inicialmente en el 2001, ha pasado por muchas encarnaciones, todas ellas rechazadas por el Congreso. La última versión, recientemente presentada como la bipartidista Ley DREAM del 2017, representa otra oportunidad para simplificar el camino hacia la ciudadanía para los estudiantes indocumentados.

REQUISITOS DE LA LEY DREAM

Requisitos mínimos:35 años de edad o menos al momento de aprobación de la ley;Ser menor de 16 años al momento de haber ingresado a los Estados Unidos; yhaberse matriculado o graduado de un instituto de educación superior de los Estados Unidos o tener un diploma de escuela secundaria de los EE. UU. O GEDAl momento de la solicitud, los individuos indocumentados deben tener:un pregrado o grado superior en un instituto de educación exceptional o universidad estadounidense; odos años cursados de pregrado o grado superior en un colegio o universidad estadounidense y estar en buena situación con la escuela; ohaber prestado servicio en una rama de ras fuerzas armadas de los EE. UU. Por un mínimo de dos años.

En su configuración actual, el camino a la ciudadanía proporcionado por la Ley DREAM sería un riguroso viaje de seis años. Iniciaría con la concesión de la residencia permanente "condicional" a inmigrantes indocumentados cualificados que se matriculen en la universidad o sirvan en el ejército. Los requisitos de la universidad o el ejército podrían cumplirse en una variedad de formas, incluyendo asistir a un colegio comunitario o escuela vocacional o servir en la Guardia Nacional. Después de cumplir con esos requisitos, la residencia condicional podría ascender a la condición de residente permanente, un requisito clave para obtener la ciudadanía estadounidense.

LEYES DE ESTADO DREAM

La ley DREAM, si finalmente se convierte en ley, también derogaría la Sección 505 de la Reforma de Inmigración Ilegal y la Ley de Responsabilidad de Inmigrantes de 1996 (IIRIRA). Esta disposición disuade a los estados de ofrecerles a los estudiantes indocumentados la enseñanza u otros beneficios de educación superior, exigiendo que cualquier estado que lo haga también ofrezca las mismas tarifas de matrícula a los ciudadanos y residentes permanentes legales que se graduaron de las escuelas secundarias del estado pero que ahora no viven en el estado.

Mientras que la Ley DREAM no requeriría que los estados den la matrícula en el estado a estudiantes universitarios indocumentados, derogaría la estipulación de la IIRIRA que obliga a los estados que apoyan a estudiantes indocumentados a apoyar también a los ex residentes del estado. Esta derogación devolvería autoridad para tal decisión a los estados.

Desde que se convirtió en ley IIRIRA, casi 20 legislaturas estatales han decidido que es valida la pena de la Sección 505 de ofrecer a estudiantes universitarios indocumentados y todos los otros graduados de secundaria de ese estado que viven en otros lugares tasas de matrícula estatal en colegios públicos y universidades a través de su propia versión estatal de la Ley DREAM. En estos casos, ras leyes estatales preceden a ras disposiciones del gobierno federal.

See more: 9780552566100: Unforgiven: Book 5 Of The Fallen Series, Book 5

*

Acción Diferida para los Llegados durante la Infancia

DACA: UN ARREGLO TEMPORAL

Después de que el 112º Congreso falló una vez más en aprobar la Ley DREAM, el presidente Obama ordenó al Departamento de Seguridad Nacional iniciar el programa DACA que esencialmente proporciona directrices para aplicar la "discrecionalidad procesal" cuando se trate de jóvenes inmigrantes indocumentados. La discreción de la Fiscalía podría ser interpretada simplemente como no deportar a alguien sin el estatus legal apropiado si cumple con los requisitos esbozados en la Ley DREAM para la residencia permanente condicional. Los estudiantes indocumentados pueden calificar para la consideración de DACA si:

eran menores de 31 años a partir del 15 de junio de 2012;llegaron a Estados Unidos antes de cumplir 16 años;han vivido continuamente en los Estados Unidos desde el 15 de junio de 2007 hasta el presente;están físicamente presentes en los EE. UU. En el 15 de junio de 2012 y realizan una solicitud de consideración de DACA;no tenían estatus migratorio legal el 15 de junio de 2012;están actualmente en la escuela secundaria, se han graduado u obtenido un certificado de finalización de la escuela secundaria, han obtenido un certificado general del desarrollo educativo (GED, general Educational Development), o boy veteranos honorablemente retirados de la Guardia Costera o de las Fuerzas Armadas de EE. UU.; yno han sido condenados por un delito mayor, un delito menor significativo o tres o más delitos menores, y no se consideran un riesgo para la seguridad nacional o la seguridad pública.