Nacidos de Dios para vivir en el Espíritu

Este libro es una herramienta excelente para conocer más profundamente la obra portentosa que Dios ha hecho en la vida de los creyentes. Entender las cosas de Dios, sin el Espíritu de Dios, es imposible, por eso muchos han limitado el nuevo nacimiento a una an easy transformación, al no poder explicar de manera racional lo que es nacer del agua y del Espíritu (Juan 3:5). A través de sus páginas, podrás entender que Dios nos ha dado una nueva naturaleza, para que podamos vivir plenamente la vida espiritual, y tener una relación más íntima con el Señor. Cada uno de sus capítulos car llevarán a entender un poco más lo que significa “andar en el Espíritu”, lo cual redundará en un notorio crecimiento de tu vida espiritual.

You are watching: El amanecer de la esperanza en vivo

Juan Radhamés Fernández


*
La Honra del Ministerio

El llamamiento según Dios

No hay sobre la tierra una honra más grande que ser un ministro de Dios. La honra del ministerio excede a cualquier otra, porque el que nos llamó a servirle, supera en honor, prestigio y distinción a todo lo creado. Nadie puede estimar el ministerio si no estima a Dios. Si alguien no aprecia el ministerio es porque nunca ha valorado a Dios. El que subestima el llamamiento es porque menosprecia o desconoce al que llama. La honra del ministerio recibe la insignia distintiva de la elección divina. Todo aquel que reconozca a Dios como la persona más importante del universo, considerará su llamamiento como lo más honroso que ha recibido.

Juan Radhamés Fernández

*

*
Para que Dios sea el Todo en Todos

Dios no debe ser uno más en tu vida, él debe ser el todo

El propósito de Dios, desde los tiempos de los siglos, ha sido ser Él el todo en todos. Empero, no es cosa rara que aquel que contempla el mundo espiritual desde afuera, le resulte un tanto enigmático encontrar la motivación profunda que una persona pueda hallar en hacer de Dios su Todo.

See more: Still Havent Found What Im Looking For Chords, I By U2 @ Ultimate

Para un creyente, sin embargo, es claro que una obra sobre este asunto, ha de resultar algo fuertemente vivificante, y de eso, precisamente, se trata este libro. Su santo consejo muestra la urgente necesidad de que la iglesia de Cristo ande en el Espíritu, y sólo Dios, siendo “el todo” en nosotros, podrá mantenernos en ese “camino” sin fluctuar, hasta el día que Él vuelva.